Consultoría financiera - Determinación de la estructura óptima de Capital

Iniciar el contacto





La estructura de capital es definida como la relación Deuda (D) a Capital (E). L=D/E. Generalmente una empresa se endeuda para adquirir activo fijo o cubrir sus necesidades operativas. Si una empresa se financia sólo con capital propio, es una empresa no apalancada. Si se endeuda es una empresa apalancada. Una estructura óptima de capital es aquella que al minimizar el costo de los recursos maximizará el valor de la empresa.

En la búsqueda de la estructura óptima de capital se intercambiará deuda y capital produciendo cambios en el nivel de riesgo asumido y en el rendimiento esperado. A más uso de deuda, aumenta el riesgo de los accionistas y al usar más deuda, se requiere un rendimiento esperado mayor.

Por otro lado, el valor de la empresa podemos formularlo como el cociente de la Utilidad Operativa después de impuestos, disponible para el pago de deuda y a accionistas; y el Costo Promedio Ponderado de Capital.

Entonces, cuando hay un manejo eficiente de los recursos financieros, la estructura óptima se asocia a una minimización del costo promedio ponderado de los recursos y a la maximización del valor de la empresa.

Finalmente, se debe considerar: la estabilidad de las ventas, la estructura del activo, el apalancamiento operativo, la tasa de crecimiento, la rentabilidad, los impuestos, el control, la actitud de los gerentes (si son conservadores o audaces), los bancos y clasificadoras de riesgo, las condiciones del mercado, la situación interna de la empresa, entre otros aspectos.